enero 27, 2006

Casada y en soledad...

 

 




… Felices para toda la vida… para nosotras el matrimonio es sagrado, al punto que la mujer que no se casa piensa que su vida está incompleta – craso error - , después de la maternidad, es la falta del matrimonio una de las carencias mas triste para una mujer.
 
Nos casamos y somos felices, hasta… que damos paso a la incomprensión y a la incomunicación como parte de la relación y nos comenzamos a sentir solas. Casada y en soledad, la peor de las soledades. La individualidad incomprendida cierra la razón al diálogo y destruye matrimonios. El no hablar de lo que sentimos con nuestro compañero, nos hace sentir que no somos tomadas en cuenta (erróneo o no), esto agrava la situación y damos paso a un lento rencor propiciador de un abismo mortal, que impide que fluya el amor y la armonía que debe primar dentro del hogar y nos angustiamos, nos desesperamos, se cae nuestra autoestima, se nos va la sonrisa y la plenitud y lo peor apelamos al orgullo y a la sin razón.
 
Si queremos ser justas, debemos de admitir, que en ocasiones nosotras propiciamos la soledad, cuando nos convertimos en verdugas y castigadoras de nuestros esposos, haciéndoles sentir inútiles y buenos para nada; bajo esa situación, difícilmente se puede mantener un matrimonio estable, sobre todo, recordemos que cuando maltratamos al esposo nos quedamos sin el marido. Siéntase una mujer con el derecho y el deber de reclamar lo que quiere y anhela, pero también, una mujer que sepa escuchar a quién le acompaña y le ama.
 
Existen terapias para parejas en conflicto… y aunque su marido le diga que eso es para locos y que la loca es usted, si lo ama busque ayuda y trate de resolver su problema esclareciendo las situaciones conflictivas. Exprésese y que no le importe lo que pueda pensar su esposo, no permita que el silencio mate su relación. No permita que el fantasma de la soledad arruine la armonía de su hogar y destruya la seguridad de su cama.


27 de enero 2006

enero 20, 2006

Coraje y voluntad nos debe traer febrero

 
 
 

 
 
Llegamos a final de enero, primer Lunes de los meses, mes de amor, deudas y resaca, sin mentir les digo, que mi balance está en rojo; llena de grasa y con un hoyo en los bolsillos.
 
 El enorme gozo de compartir con amigos, conocidos y familiares en los festejos de la Navidad, Fin de Año, Reyes Magos y Vieja Belén ya se ha ido, dejando las marcas que le adornan: la gran ingesta de alimentos, alcohol y gastos, estragos que hay que recomponer. 
 
Coraje y voluntad nos debe traer febrero!! El diciembre viejo, nos llenó de amor y felicidad, nos elevó el alma, pero también como cada año nos llenó de grasas y deudas, amen de los problemas de la cotidianidad… Hora de pagar facturas y quemar grasas... esto no significa, que no debemos ir pensando en el San Valentín y la Semana Santa que llegan rasando. Tremendo lío, planificar otros días especiales, ahorrar y adelgazar, un trío difícil de armonizar, pero, coraje y voluntad nos debe traer febrero!! 

Consejos combinados para rebajar y ahorrar: gimnasio, dieta supervisada por su médico, determinación para iniciar. Para ahorrar, tenemos que ser austeras comience con: priorizar, gastar en lo necesario, no comience a comprar ropa hasta que no vea que ha rebajado las primeras cinco libras de las doce que aumentó, destine una proporción de su sueldo para esas compras y los pago de las deudas adquiridas, no lo gaste en otras cosas que no sean la que usted ha destinado para ello, recuerde que los tres primeros meses del año no se agrada a nadie con regalos caros ni que impresionen, sustituya estos con una tarjeta virtual o una llamada por teléfono y si sabe cocinar, haga un flan, es un regalo que se aprecia, es decir, ponga gorda u gordo a otros y vaya cerrando el hoyo de su bolsillo.
 
Para San Valentín fecha en que todos deseamos regalar y recibir, regale amor, es un regalo escaso, fino y que no todo el mundo tiene, eso si, envuélvalo en ternura y pasión, el vino y las flores le corresponden a él. Coraje y voluntad nos debe traer febrero!!


20 de enero 2006

enero 13, 2006

Amigos – Amantes

 

 

 
 
 
Son muchos los tipos de relaciones en que nos podemos ver envueltas buscando relacionarnos con hombres que nos brinden, cariño, ternura, comprensión y sobre todo inteligencia, relaciones que son necesarias en nuestra edad madura.
 
 
Debemos tener bien claro que tipo de relación deseamos fomentar y trabajar en consecuencia de manera que saquemos de ella el mejor provecho de estabilidad emocional y física. Particularmente, yo creo en la relación de amigos – amantes a nuestra edad, divorciadas y supuestamente con un elevado nivel de madurez.
 
Cultivar una relación de amigos-amantes, donde sabes que es un vínculo de libertad, consciente y maduro, donde la ganancia está en la calidez y la complicidad, amen del placer que se comparte, es beneficioso para la autoestima y creatividad de nuestro genero en soltería y adultez.
 
Los seres humanos, somos entes de vinculación, relación y contacto, por lo que esos eslabones siempre existirán. La relación que se crea de amigos- amantes, es segura, en cuanto parte de la confianza, el diálogo y tu consciencia, cada uno de los involucrados sabe cual es su papel, pienso que lo único que podría romper este tipo de unión sería perseguir metas diferentes o que se rompa la confianza.
 
Para mantener una relación amigos-amantes hay que estar claro desde el principio, porque en el momento en que se va el sentimiento de uno u otro se debe decir y sabemos que el que no nos quieran DUELE. La ternura y el sexo crean vínculos muy fuertes en nuestros corazones y en nuestro cuerpo que apenas se perciben y se desencadenan lentamente, nadie esta exento de ello, la sinceridad entre amigos es básica, por lo que, antes de alimentar una relación de este tipo, habría que preguntarse si tenemos la capacidad de renuncia y de generosidad necesaria, y si sabemos aceptar cuando el otro no quiere seguir, pero sobre todo, si se puede mantener la comunicación en este tipo de unión, si la repuesta a las interrogantes es un no, quédese con el amigo y postergue al amante.



enero 06, 2006

Sigamos Nuestra Estrella….

 
 
 

 

 
 
Es un compromiso escribir para otros, en definitiva, se que escribo buscando una forma de mantener la afinidad con otros seres humanos, además de ser una manera muy placentera de decirles lo que he sentido en momentos particulares de mi vida y tener cómplices que me lean; es saludable!!. Ustedes son mi médico!!
 
Es como cuando tenemos problemas y nos aferramos a los libros de autoayuda… Mateu, Fischer, Coelo... (no importa el autor)., los leo, los guardo, los pongo en práctica dos semanas, los olvido, los comento y al final actuó yo, renovada y los libros en los libreros esperando la compañía del que salga nuevo.
 
Me he estado rompiendo la cabeza sobre que escribir iniciando el año, que pueda dejarles un mensaje positivo y esperanzador que es lo que todas deseamos y he pensado en los Reyes Magos, una historia que por supuesto ya cambió, esos Reyes ricos que fueron adorar al Niño pobre que de seguro lloraba y tenia hambre y les llevaron, Oro, Incienso y Mirra, es decir, le llevaron dinero, alabanzas y la amargura de nuestras vidas.  
 
Los Reyes Magos eran la ilusión de todos nosotros en la niñez, nosotros les dábamos a ellos una menta, hierba y por supuesto ron y un cigarrillo, a cambio, Ellos nos daban lo que podían, a unos mas a otros menos, pero siempre trataban de darnos algo. La historia ha cambiado, nosotros crecimos y nos hemos olvidado de que los sueños de nuestros hijos están presente y que necesitan soñar, hemos olvidado que si bien hemos crecido también necesitamos soñar.
 
Todos queremos recibir y para ello tenemos que dar, pedir con fe y consciencia. Es por ello, que pido a los Reyes para ustedes y todo el pueblo dominicano, que refuercen y mantengan en nosotros una permanente educación en las virtudes humanas que representan lo que somos y a nuestras familias, porque para crecer necesitamos de nuestras raíces, emotivas e históricas que nos permitan seguir el proceso hacia un futuro mejor.
 
Los Reyes Magos para llegar al Niño siguieron Su Estrella, nosotros también tenemos la nuestra, es brillante y hermosa no la perdamos de vista y actuemos con prudencia, fortaleza, templanza y justicia, impedirá que cambiemos el rumbo.

6 de enero, 2006