febrero 24, 2006

¿ Quo Vadis en Semana Santa ?


 
 

 

 

 
 
 
 
 
Quo Vadis significa “¿A dónde vas, Señor?”. Es la pregunta que San Pedro le hace a Jesús, durante un encuentro que definió el futuro del cristianismo y de Roma. Y es la pregunta que la humanidad se hace a sí misma desde entonces. ¿A ¿dónde vas?, hoy en la República Dominicana decir Quo Vadis, es responder voy a Puerto Plata a disfrutar de un pueblo que decidió reconquistar con sus atributos naturales y turísticos, el lugar que mantuvo por muchos años como primer polo turístico del país. Todos; pueblo, autoridades e inversionistas, están en sintonía para que así sea; la gente se ve sonriente, su frente al Atlántico ha sido remozado, eliminaron los arrabales, se siente en la ciudad la alegría de quienes transitan por el camino del progreso.  En medio de ese ambiente, abrió sus puertas Quo Vadis, un restaurante ubicado en un precioso escenario de flora internacional y que tiene como fortaleza tres elementos importantes; el prestigio y la tradición de los Ariza Julia - antiguos propietarios de la casa - a su propietario Luigi Fabbi, quien posee los conocimientos necesarios para garantizar una buena comida y un trato social envidiable y el extraordinario trabajo de Renato Menara, quien puso una vez más de manifiesto su profesionalismo y su excelente gusto al momento de remodelar un lugar que data de 1929, tomando en cuenta, no tan solo el estilo “bungalow” de la vivienda, sino que su sensibilidad artística pudo captar y respetar el espíritu digno y de hogar de la distinguida familia que le habitaba.


¿Quo Vadis en Semana Santa? Digan con orgullo, a dar apoyo a la Novia del Atlántico, a respaldar a los inversionistas dominicanos y extranjeros que siguen aportando, vayan y disfruten de la excelencia de playas y hoteles, sientan como se llega a la majestuosa Isabel de Torres, identifíquense con el Museo del Ambar, pero sobre todo, valoren a ese pueblo que trabaja por su porvenir. ¡Ah!, me olvidaba, cuando vayan a Quo Vadis no dejen de saludar a un grupo internacional de amigos, que cada día se reúne allí como una gran familia: Gigi, Guy y Grimilka, Renato, Peppino y Michele.

Para comentarios o preguntas escríbanos a

febrero 17, 2006

La desnudez de David.

 
 

 

 
 
 
Seguramente hemos olvidado la primera vez en que vimos la imagen de un hombre desnudo, sobre todo aquella vez, tiempo atrás, olvidado casi…, en que conocimos el David de Miguel Ángel en una clase cualquiera de historia universal en bachillerato, al verlo en esos años, no reparábamos en la estética de la obra, mucho menos en que expresaba, solo veíamos con picardía que el David estaba desnudo y con su miembro viril expuesto.


Con el pasar del tiempo cuando pasamos de esa imagen de mármol a la realidad de la carne, es cuando tomamos consciencia de la belleza de la desnudez del hombre, entendemos que no es de mármol y sí vital. Tres David nos ofrece el arte, dos de ellos vamos a obviarlos porque son la representación del adolescente de la conocida historia, pero el de Miguel Ángel, se nos presenta hecho hombre, sudoroso con venas, arterias y coraje…una representación ideal del conjunto de la belleza masculina que todas quisiéramos. Este David muestra en su desnudez, fuerza y voluntad, Buonarotti le da vida en la expresión de su mirada y sobre todo, en su movimiento contenido que nos significa la determinación de blandir la onda y atacar a Goliat. Siempre se ha hablado del tamaño del pene de David (nosotras también hablamos de eso), los críticos han sido implacables al decir que el tamaño de su miembro no se corresponde a sus dimensiones, sin embargo, en una investigación científica que se presentó en Florencia, Italia, sobre ese punto, expresaron que la dimensión de los órganos genitales de David eran correctas para un cuerpo masculino en tensión física antes de un gran esfuerzo. Los profesores de anatomía de la universidad de Florencia añadieron que el cuerpo de David ere perfecto con el único error anatómico de la ausencia de un relieve muscular en la espalda, error conocido por el propio artista.
David es símbolo de perfección y belleza su replica esta expuesta con solemnidad delante del palacio de la Signora, representando el poder de Florencia. Sin duda este David nuestra y expresa lo que cualquier mujer puede anhelar, tal vez por ello se reguarda su original en la Galería de la Academia de Florencia. Cada una de nosotras puede tener un David, en replica u original va a depender de cómo lo valoremos.

febrero 10, 2006

Tres historias íntimas …

 
 
 

 

 
 
 
El enamoramiento y la pasión son desencadenantes de la experiencia amorosa que nos transportan al éxtasis y nos llenan de magia. Llevarnos tan solo de la pasión, buscando la magia, a veces trae sus consecuencias y surgen situaciones que nos pueden dejar con un sabor muy amargo y difícil de superar… les cuento tres historias íntimas….

1.- Una enamorada del presidente de una empresa, decide dejar su trabajo y salir fuera del país por un año, a su regreso transitando por la 27 de Febrero ve una yeepeta y se da cuenta de que era él, le hace señas, se estacionan, acuerdan salir, salen una, dos, tres veces, sin intimidad, ella se desespera, le urgía estar íntimamente con él, él se decide y van a un motel, en el momento del orgasmo, el comienza a aullar como un lobo adulto… auh auh, hasta los chinos salieron. Llamó a una ex compañera de trabajo y le cuenta, la amiga ríe, ella también había escuchado los aullidos del lobo y aun le dicen caperucita.

2.- Una joven enamorada, el quince años mayor que ella, dos meses saliendo, intimidad en el tercer mes, motel, después del clímax, el se levanta de la cama, va al baño y sale con una toalla mojada y le da una pela, ella asustada corre hacia el baño llena de pavor, el se pone a pedir perdón, a rogarle que le abriera la puerta porque el la amaba tanto que no pudo contenerse, ella conmovida abrió la puerta y lo abrazó, iniciaron un segundo round amatorio y que creen ustedes? terminado el acto, el barbarazo le dio otra pela. (A mi me darán la primera, ¿pero la segunda? )

3.- Después de diez años de noviazgo el novio se casa con otra, ella desesperada al mes decide salir de su casa y tratar de ¨ rehacer ¨ su vida, sale una noche a tener relaciones intimas con el primero que apareciera, se fue a un bar, música en vivo, el pianista sabrosón, cruce de miradas, mucho vino, se van a un motel y no pasan cuarenta minutos cuando el la saca del motel entre brazos hacia la clínica más cercana, envenenamiento por azufre, el había olvidado el remedio para los paños que le había untado su mamá. ¿Moralejas?

Envíenos sus historias, las publicaremos con discreción.
ebonylafontaine@gmail.com
http://ebonylafontaine.blogspot.com


febrero 03, 2006

El Espejo… luz y verdad…

 
 

 

 
 
 
Yo no se, cuando fue que comencé a sentir ese gran cariño y respeto por un espejo, no se tampoco, si lo hice buscando respuestas en mi adolescencia sobre quién soy o como me veo o si ambas cosas, si sé, por mis vivencias, de la importancia de este en mi vida, fue mi mejor aliado en los momentos de improvisar, para no dejar de ir a una fiesta, porque la economía de la casa estaba como banco quebrado, de manera, que con la ayuda de un espejo, me sumergí en el mundo de la fantasía a parir vestidos de pañuelos y pedazos de telas (una locura para muchos) creando lo mas útil y práctico que he hecho en mi vida; inventar mi carta de presentación.


Imagino que desde que leímos o nos leyeron el cuento de Blanca Nieves, todas comenzamos a formular miles de preguntas al espejo; ¿Se ven bien mis moños? ¿Quién es mas linda? ¿me va el afro, el desrizado o las trenzas? ¿estoy gorda? ¿Por qué estas arrugas? etc., etc… aceptar o no las respuestas puede marcar la diferencia. Ha sido el espejo, mi mejor amigo en momentos de soledad, cuando los cambios físicos (pequeños montículos), emocionales y sociales comenzaban a aflorar y saben? con el pasar del tiempo, las cosas no han cambiado, el espejo sigue jugando su papel, con el me río, me burlo de mi, lloro y reflexiono sobre mil cosas del día a día… Sin tapujos me dice sobre mi vanidad si la reflejo, sobre mi orgullo cuando aflora, sobre la ternura que necesito, sobre la alegría que manifiesto, me habla de humildad, le cuento de proyectos y sinsabores… cuando he amado, me ha brindado las mejores imágenes del amor compartido...

El espejo no habla, tan solo refleja luz y verdad, una verdad que hay que ver, sentir y aceptar con el alma, para así poder ir haciendo los cambios necesarios que nos transformen en personas que se liberan de tabúes y fantasmas que nos llenan de inseguridad, impidiéndonos transitar el camino de la realización, de la esperanza y de la felicidad.


ebonylafontaine@gmail.com
3 de febrero 2006