noviembre 21, 2006

Amig@s

 

 

 
 
 
 
 
Si nos preguntáramos cuanto valen los amig@s, de seguro todos diríamos que no tienen precio, partiendo de que no lo salimos a buscar sino que surgen del entorno y las circunstancias y a partir del hecho se inicia un intercambio de intereses que nada tiene que ver con lo comercial y sin embargo lo cuidamos como una empresa personal que debe dar resultados positivos para no cerrarlo.

En el desarrollo de una buena amistad se suceden cosas interesantes, unas nos hacen reír, otras llorar, pero en ningún caso nos llevan a la indiferencia, por el contrario cuando hablamos de amig@s hablamos de apoyo y entrega, de buen humor y buenos momentos, hablamos de cuidar y dar mantenimiento y sobre todo hablamos de sentir solidaridad y respeto.

Con esos seres maravillosos nos intercambiamos servicios y bienes básicos que no se pueden cuantificar por que no tendríamos dinero para pagar por ellos; son psicólogos, cómplices de travesuras, maestras de baile y canto, cuidadores de nuestros hijos, nos protegen física y emocionalmente, se convierten en nuestros choferes, en ocasiones nos dan empleo y además, lo más importante, nos aceptan como somos y nos ayudan a impulsarnos en momentos de crisis, la amistad llega tan lejos, que en muchos casos supera con creces relaciones familiares que no se reforzaron con afecto profundo y autentico y de las cuales llegamos a sentir la sensación de un vinculo por obligación.

Uno de los mejores activos que podemos tener los seres humanos, es la amistad, pensemos en los momentos de soledad, de aburrimiento, de apatía, desamor, sin la compañía de un amig@.   Pensemos además, en los momentos de éxitos, alegrías y de triunfos sin la compañía de un amig@. Comencemos a acumular cariño y generosidad para nuestros amigos, ese será el activo que nos acompañará a lo largo de nuestra existencia, llenando nuestros días de felicidad, sin dudas los amig@s son un tesoro.

Para comentarios o preguntas escríbanos a ebonylafontaine@gmail.com