febrero 11, 2008

Eso preocupa…

En 1946 Louis Reard invento el bañador de dos piezas, al que llamo bikini, porque ese era el nombre de un atolón del Océano Pacífico, donde Estados Unidos hizo explotar la primera bomba de plutonio. 61 años después el senador Néstor Cruz deja caer la bomba de un anteproyecto que limitaría el uso de esta pieza en la TV, motivado, por: “Yo tengo dos hijas, soy casado, tengo a mi esposa, tuve madre y me preocupa, sobre todo, la educación de los niños y niñas que están siendo influenciados por un medio de comunicación muy poderoso, como es la televisión”.

Motivada por la sensibilidad del legislador, hago algunas sugerencias a partir de que se prohíba la exposición en poca ropa de los hombres en la TV y en las calles: Que los hombres no anden sin camisa mostrando sus fuertes brazos, las niñas, esposas y madres pueden excitarse. Que los Jack venenos de la TV no luchen con “bikinis” se evidencian sus testosteronas y provocan a niñas de todas las edades. Que los hombres de las esquinas jueguen dominó con camisa, es muy excitante ver esos fuertes brazos desnudos en movimiento.

Por otra parte, sugiero que los homólogos del senador hagan un recorrido por todas y cada una de las provincias que representan y propicien una ley para sacar de bares, casas de citas, centros de masajes… a niñas, niños y adolescentes victimas de explotadores sin escrúpulos que los tienen bailando desnudos, alcoholizados, con drogas y siendo usados como muñecos sexuales… Difícil. Verdad? Pero eso no lo pueden ver por TV, sus hijas, esposas, madres, amantes… pero resulta que esos niños, niñas y adolescentes no cuentan con un senador que someta una ley por ellos. Esos niños, niñas y adolescentes no tienen quien legisle por ellos. Eso preocupa.